febrero 2010


La edición especial de Bioshock 2 traé en el menu el Art Book: Deco Devolution The Art of Bioshock 2. Un magnífico tomo en pasta dura con 164 páginas a todo color.

Andrew Ryan es comparado con Howard Hughes (algo sobre El Aviador mencioné en Fanboyópolis, sitio en donde ya no se se requieren mis posts). Pero no la version Leonardo DiCapriesca.

Littles y Bigs Sisters.

La Doña también vivió en Rapture.

El programa The Soup básicamente es una crítica burlona a programas de televisión gringos, presentando segmentos cortos del mismo y el bonito comentario destructivo mala ondita… Casí siempre lo merecen. Es una buena manera de enterarse de reallity shows que uno no debería ver. En este video aparece el actor que interpreta a Ben, el malo maloso de Lost. Yo veo a un pobre tipo cansado de tantos giros y situaciones inverosímiles y metafísica y magia y monstruos y universos paralelos y viajes en el tiempo y muertos que resucitan y números y bombas de hidrógeno y tanto fanatismo yo si le entiendo esta temporada esta mejor que la otra etc.

George Clooney es un tipazo: Organiza teletones para “los negritos abusivos” de Haiti (segun el diputado del radio), tiene pinta de buena persona, todas la mujeres mueren por el, etc. Entonces, el problema de Up In The Air es que aunque el tipo debe resultarnos repulsivo ocurre lo contrario; inclusive en El Amor Cuesta Caro su personaje de abogado idiota, atarantado (con toda razón) por Catherine Zeta Jones al final quedamos contentos cuando se resuelve exitosamente la cinta

Amor Sin Escalas no termina bien para George Clooney, ni cuando sale Sam Elliot (vaquero consejero en la foto) y que yo pensaba motivaria a Jorgito para que al final se quedara con Vera Farmiga o algo. Pero no, al final Up In the Air resulta con la bonita moraleja de: El Karma es implacable y los 10 millones de millas ganados por despedir gente costaron caro.