George Clooney es un tipazo: Organiza teletones para “los negritos abusivos” de Haiti (segun el diputado del radio), tiene pinta de buena persona, todas la mujeres mueren por el, etc. Entonces, el problema de Up In The Air es que aunque el tipo debe resultarnos repulsivo ocurre lo contrario; inclusive en El Amor Cuesta Caro su personaje de abogado idiota, atarantado (con toda razón) por Catherine Zeta Jones al final quedamos contentos cuando se resuelve exitosamente la cinta

Amor Sin Escalas no termina bien para George Clooney, ni cuando sale Sam Elliot (vaquero consejero en la foto) y que yo pensaba motivaria a Jorgito para que al final se quedara con Vera Farmiga o algo. Pero no, al final Up In the Air resulta con la bonita moraleja de: El Karma es implacable y los 10 millones de millas ganados por despedir gente costaron caro.

Anuncios