La estética ochentera me encanta, muchos la odian y dicen que era ridícula. Puede abarcar  las botas de plástico tipo duende combinadas con trajes futuristas. Modern Love de David Bowie (el video) es lo que yo amo de los ochenta, me parece una década ingenua pero bien divertida. Tal vez como eramos en ese tiempo. Yo grabe y obsequié a varias señoritas cassettes tipo mixtape y siempre incluí esa gran canción esperando que alguna de ella por lo menos preguntara que significaba lo del zapato. Si funcionaron las cintas por cierto.